Tríada Primate

Poesía y Humanidades

10 poemas de JULIO CÉSAR AGUILAR | PR1MERA LÍNEA: Catálogo Curado de Poesía Internacional

4 minutos de lectura

10 poemas de JULIO CÉSAR AGUILAR. #Poesía Mexicana
PR1MERA LÍNEA: Catálogo Curado de Poesía Internacional


MIREYA

A ti, última
señorita
del reino, confío
estas palabras
que ya tú sabes: Gracias
por darme
la música, la sonatina
de Diabelli, las notas
de Bach y sus silencios, acordes
de acuerdo al piano
de tu casa
en las mañanas. Tardes
de dorremifasoles
a la luz
de tu ventana abierta.
Puerta que para todos
se abre a cualquier hora, tan siempre
abierta. Alegría y amistad. Y encuentros
bajo tu propia música. Gracias
por la luz de tu palabra, el alto precio
de tu abrazo, la sonrisa franca
y la música. Y la música.

GLADYS EN MONTEVIDEO

Ríe
y sonríe
desde el Río
de la Plata
eso
que llaman vida, y ella
ríe y sonríe como el eco
que se desgrana
y anda por todas
partes, antes de que la vida
deje de sonreír.

Con júbilo
de alondras
fulgure el alma
y ese cantar
no cese. Sea
         siempre
lo que ha de ser.

RECADO PARA WILLIAM

El hálito
del tiempo
encienda en tu alma
su júbilo.
Y hazte feliz
como el cantar
del alba, como
la brizna
que nada espera. Toma
del hoy
el hoy y sea
tuyo. Porque
es
todo
lo que hay.
Lo demás, eternidad
se llama.

Gran regalo
es la vida, y un deber.

A la serenidad
        de los prodigios
vuelva aquel niño
a tu rostro.

DE LA PRIMAVERA SUS DONES

En el mítico
patio
de la bugambilia
retoza
la infancia
sus reverberaciones.

Con los dones
todos
de la primavera, el patio
enciende
los colores
de un universo íntimo.

INSTANTÁNEAS DE SOBREMESA

I
Reminiscencias
de su aroma
en cada gota
de lluvia: sedienta
también la tierra. Un
café, por
favor, para
el que aquí
su futuro recuerda.

II
Era
el café
una fiesta
y
frívolos
los labios
de la luz
nocturna.

III
No importa
que los grillos
canten
qué
canción
monótona. Goza
la música
del café.

IV
Y entretanto
el café
helado era
alado
insecto
o fugaz
mariposa
sobre la mesa.

CANTANDO SIGUE ORFEO

Invasión
de la niebla
y del rocío
que lo revisten
todo
allende
la ventana
como un viernes
trece
de un dos mil
trece: Tal vez
la persistencia
de los cantos
órficos.

Y a través
del ventanal
un presentimiento
escudriña
la jardinería
del ser. Floraciones
oportunas
de la sangre.

ALBORADA LÍRICA

Alumbramiento
del sol, en los remansos de la página.
Claridad inaudita. Alba
a sí misma deletreándose.
Ingresan las nubes
a su escenario y las piedras
recorren
su propio camino.
La realidad
es
del universo
lectura.
Hálito de los dioses
el viento, y los árboles
dulcemente
deshojándose. Hojarasca
en el tiempo.
Pájaros irrumpen
con su vieja canción
inédita, y la mañana
es fresca
como un límpido lienzo.
Vuelve todo a resurgir.

Escritura
legible siempre
de un Dios benigno.

LA POÉTICA DE LA AURORA

Serenidad de la luz
en su letargo, tras la impetuosa
estampida de letras.
(La naturaleza nos lee, recreándonos.)

Escribe el alba su historia. Árboles
que se deshojan y vocablos son
de un bosque imaginado.

Infinitud de flores
como un relámpago en su alumbramiento. Fragor
que viene. Bien del don
y el mundo.

Poesía viviéndose
        sola aquí y en todas partes
del mismísimo ya hoy enaltecido.

ÉTICA DE LA LENGUA

Palabra, silencio volcánico:
apenas sílaba incierta.
Sigilo balbuceando
su estruendo.
Estalla su magia
y está
ya
naturalmente
resplandeciendo. Fruto
en los labios tan dulce:
maduro y eterno.
Palabra perfecta. Acorde
a la magnitud
sólo
de los deseos.

ENCUENTRO CON INVERSO

Indagaciones donde la palabra
y el ser son uno. Una
sola flor
o embarcación deshabitada
desde la Bahía
de Montevideo
pero el invierno y su vendaval.

Por el Río de la Plata
navegaba veloz
el viento.

Olas de soledad
llevan qué caminos
a la casa de Julio Inverso.
En su poesía vuelve a nacer
y vive y siempre está
entre falsas criaturas
allí
resplandeciendo.

Un aluvión de luz
se acerca.
Es el poeta. Es el poeta
que ya viene.

Está viniendo.

Abridle ahora
dulcemente el paso.


Julio César Aguilar

(Ciudad Guzmán, Jalisco, México). Poeta, ensayista y traductor de inglés. Cursó la carrera de Medicina en la Universidad de Guadalajara, una maestría en Artes en Español en la Universidad de Texas en San Antonio y un doctorado en Estudios Hispánicos en la Universidad de Texas A&M, de la cual obtuvo una beca postdoctoral. Actualmente es profesor en Baylor University. Su obra se ha traducido a varios idiomas y ha sido publicada en diversos países, tales como Bolivia, Canadá, España, Estados Unidos, Irán y Perú. En 2017 recibió la Presea al Mérito Ciudadano por el Gobierno de Zapotlán el Grande. Es autor de las siguientes colecciones de poesía: Rescoldos, 1995; Brevesencias,1996; Nostalgia de no ser mar, 1997; Mano abierta, 1998; El desierto del mundo, 1998; El patio de la bugambilia, 1998; Orilla de la madrugada, 1999; Illuminated Mysteries/Misterios iluminados, 2001; La consigna y el milagro, 2003; Una vez un hombre, 2004, 2007; La consigna y el milagro/The Summons and the Miracle, 2005; Transparencia de lo invisible/Transparency of the Invisible, 2006; El yo inmerso, 2007; Barcelona y otros lamentos, 2008; Alucinacimiento, 2009; La consigna y el milagro/La convocazione e il miracolo, 2010; La consigna y el milagro, edición bilingüe español-árabe, 2011, y español-polaco, 2013; Aleteo entre los trinos, 2014; Perfil de niebla, 2016; Don del fulgor, 2018; Destellos de Zapotlán y otras penumbras, 2019, y Alborozo, 2020. Traducciones suyas sonCon ansia enamorada, de Irving Layton, 2004; Camino del ser. Antología: 24 poetas anglosajones, 2006; Pintando círculos, de Luciano Iacobelli, 2011; La costurera y el muñeco viviente, de Beatriz Hausner, 2012, y Pascal va a las carreras, de Janet McCann, 2015. En 2017 publicó el libro de entrevista Reconstrucción de Ángel Escobar en la voz de Marina Cultelli.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.