Tríada Primate

Poesía y Humanidades

9 poemas de MASIEL M. CORONA (México/EE.UU.) | PR1MERA LÍNEA: Catálogo Curado de Poesía Internacional

5 minutos de lectura

9 poemas de MASIEL M. CORONA. #Poesía Chicana
PR1MERA LÍNEA: Catálogo Curado de Poesía Internacional


AMNESIA COLECTIVA

Estamos destinados a ser recuerdo
hambre, y sed de pan.
Olvidar,
sofocar las palabras,
permanecer ininterrumpidos
de extremo a extremo,
paralelos,
frente al peso del sentido,
escapar a la elocuencia.
La ruptura brusca erosiona,
abarca pueblos sin herir el principio.
El rechazo, la indolencia,
la indiferencia oscurece los días.
Extrañamos lo inesperado,
rompemos el después.
Las leyes no son inquebrantables,
mutan en las plazas,
son amnesia colectiva.
Reformamos el pasado,
alejados,
y efímeros restituimos lo perdido,
moldeamos obstinados la memoria.
Los detalles nos consumen.
Moramos los contornos de un animal feroz.
Nos sublevamos,
denunciando el rojo de las calles,
no hay solución para los protagonistas.
Compartimos la mentira,
La aprensión del olvido es recordar demasiado.
Conservamos evocaciones deformadas,
recompuestas.
Traficamos testimonios,
animados por el fuego de los hechos,
nos mentimos.

LA GENTE DEL DESIERTO

La gente del desierto protege sus espíritus con arena,
oculta su fuerza en el silencio de la noche,
encuentra su rostro en la memoria sepultada.

La gente del desierto se adapta,
define sus fronteras,
altera el espacio para sobrevivir.
Se desliza por la tierra seca.
Como serpientes sigilosas y sabias,
descienden a las profundidades
buscando la vida,
buscando su aliento entre el polvo.

A la gente del desierto le crecen raíces
que se extienden sobre la superficie de un mar desolado.
Son almas vivas, resistentes como las cactáceas.
Salen de noche, y durante el día,
esconden sus cuerpos bajo la tierra,
esperan la lluvia,
mientras que la brisa sopla partículas brillosas,
y finas sobre sus cabellos.

La gente del desierto está labrada en piedra que el viento esculpe.
La gente del desierto son rocas de múltiples formas.

TALAUMA

Disipa la casa de niebla,
siembra,
dispersa vida,
corazón,
retumba el caracol,
           pisa la tierra,
                    renace.
Nuestra carne,
           nuestros huesos,
           son ceniza.
Surgimos de una hoguera.
Golpea la piedra,
hasta que tus dedos
se estampen en ella.
Una mujer sopla agua
y cal sobre nosotros.
La señora de la tierra,
lava nuestras caras con harina.
Tus obras,
           sacrificio en las brasas,
pequeños puntos rojos,
           sangre.
Arroja tus palabras,
           derrama tu canto sobre el suelo,
                    entrega tus secretos.
El misterio libera la energía,
destruye la argolla de tu cuello.
La cabeza de los cuatro soles,
el vientre de la morada.

GIRO SOLAR

Robamos el rostro de las aves.
Una mujer danza en lo alto,
           teje nudos,
forma remolinos en el aire.
Sin sentir hambre,
desciende sobre el horizonte,
gira en la cima del árbol,
salta sobre una vasija de agua,
           fecunda,
                    cruza los rumbos,
apacigua a los demonios verdes.
Un pájaro de fuego se levanta.
En el eje del mundo,
                    el juego de lazos,
                               el rito del vuelo.

MOVIMIENTO

Sus alas,
pies errantes
se mueven como el sonido.
A la esperanza la cargan a cuestas,
asoma su lengua confusa y sedienta.
Un enjambre de mariposas
ha emprendido el vuelo,
Se desliza sobre el monstruo de metal.
Nadie ha de caer.
Al movimiento
le crecen raíces desplazándose con fuerza.
Al movimiento le crecen múltiples lenguas
que al agitarse, avivan esperanzas caídas.

NIRISMO

Un cocodrilo flota sobre el hueco de dos aguas,
divide el tiempo,
           la luz y la sombra.
Sus fauces,
           estelas primitivas,
protegen la semilla donde germina el hombre,
su sangre alumbra el camino de los dioses,
           tiñe el árbol del universo,
engendra a la diosa del sol
que observa el mundo en un espejo de bronce.
Los espíritus habitando los ríos,
las montañas y los árboles tocan cinco campanas;
la llama que activa el cuarto día,
les revela el sueño del tiempo.

EL ESPEJO DE LA SABIDURÍA

Frente al crisol en movimiento,
el lienzo nocturno se levanta.
De sus profundidades,
descienden dos serpientes de luz,
y el fulgor de la espada creadora.
Diez copas de colores se trazan,
monedas equilibradas y finas.
Su perfección se corona de energía,
e ilumina la bóveda celeste.
En el pilar izquierdo,
junto al triángulo supremo,
la madre del universo
enaltece el mundo con su bondad infinita.
La fuerza de la quinta copa,
           la justicia.
La belleza,
           el anillo del cielo,
el ímpetu de la victoria.
A los pies del reino de copas,
se unen el espíritu y la carne.

PARTIDA DOBLE

Arrasados por la ausencia,
el ruido de las imágenes
despierta recuerdos en casas deshabitadas.
En ellas, nos resistimos a dejar de ser.
Desconocemos nuestras caras,
las vemos de reojo,
confundidos.
Olvidamos nuestras miradas en un rincón,
somos intrusos,
usurpando momento,
a momento,
pieles desconocidas.
No hay testigos.
Observamos desde las orillas,
y al hacerlo,
recuperamos el tiempo taladrado y destruido.
El odio, abismo entre nosotros,
esboza matices intensos,
nos mancha,
satura el puente que ha de llevarnos de regreso.
Nuestra sangre construye momentos,
ve el futuro.
Nuestro origen ha quedado enmarañado
entre las cortinas fruncidas de un hogar desierto.

RETORNO

Ven,
escucha el recorrido del sol por el cielo.
Deletrea,
desierto,
luna roja, ramas, raíz.
Vierte agua sobre las piedras encendidas,
moja tus pies,
lenguas iridiscentes se suspenden en el aire.
Un gran árbol sostiene la tierra.
Los animales vuelven al vientre.
Una piedra en la boca,
reaviva a la hoja.
La esperanza se descuelga de un hilo,
lleva un manto escarlata.
Arriba se quema,
abajo,
una gota magnifica el centro de seis brazos,
la luz penetra el agua,
la refleja.
El color morado brota de la tierra,
se incendia,
brilla como el fuego.


Masiel M. Corona

Masiel M. Corona Santos poeta bilingüe, M.A. en Literatura Hispánica, Lingüística y Civilización (California State University of San Bernardio). Se certificó en la enseñanza del idioma inglés (California State University of Fullerton). Lic. en Literatura Hispánica y Cultura, Especialidad en Estudios Chicanos/ Latinos (University of California Irvine).

Ha laborado en distintas instituciones educativas como asistente, mentora y docente. Es autora del poemario Cantos Revolucionarios (Editorial Letras Huastecas, Nuevo León, México) y fundadora, editora de Revista Raíces. Colabora como editora de Revista Quimera (Costa Rica). Ha publicado en diferentes espacios impresos y digitales como Literary Journal Voices (CSUSB 2019, 2020), Punto de Partida, UNAM, Periódico Poético, UNAM, El Beisman (Chicago), De-lirio (México), La Ninfa Eco (Reino Unido), Pruka (Venezuela), Alma América (España), Somosenescrito (California), entre otros. Sus poemas también aparecen en varias antologías. Ha participado en diversos encuentros poéticos.

Ha impartido talleres de poesía en la comunidad de Santa Ana, California, Comachuén, Michoacán, México y en la conferencia anual de Círculo de poetas and Writers.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.