Tríada Primate

Poesía y Humanidades

El animal más hermoso del mundo | F es de Fantástico #11

3 minutos de lectura

F es de Fantástico #11, una columna de J. R. Spinoza


Dos mil veinte fue un año de mucha escritura. La pandemia cambió nuestro modus vivendi y desencadenó muchas pérdidas tanto humanas como económicas. Una de las cosas buenas que trajo (que lo bueno y lo malo dependen a menudo del crisol con el que se observa) es que muchos escritores tuvimos más tiempo para trabajar en nuestras obras.

Así fue como me animé a enviar mi primer cuento largo que pulí una decena de veces a uno de los concursos más importantes de mi país. El Premio Nacional de Cuento Beatriz Espejo. Mi texto no ganó, la verdad sea dicha, me falta mucho camino por recorrer. El ganador de dicho certamen fue el escritor Mauricio Carrera, con quien yo había tomado un taller apenas un par de meses atrás. En el taller del maestro Mauricio “Doce cuentos para escribir mejor” conocí textos de escritores que no sabía de su existencia como: Grace Paley y Alberto Barrera Tyska. Fue un taller muy nutritivo y del cual aprendí bastante.

Hace unos meses, el maestro Mauricio (quien también es Premio Bellas Artes de Novela José Rubén Romero 2015, Premio Bellas Artes de Cuento San Luis Potosí 2016, Ganador del Certamen Nacional de Ensayo Literario Alfonso Reyes 2016, Premio Nacional de Novela Breve Amado Nervo 2017, entre otros galardones) anunció que Cabos Sueltos publicaría una edición limitada en pasta dura de su cuento “El animal más hermoso del mundo”. Me apresuré a encargar el mío, ya que el tiraje fue de solo 250 ejemplares. Es una edición muy bella, bajo el cuidado de Alberto De la Fuente y con diseño de portada e interiores por Enrique Mejía.

El personaje principal del cuento es Ava Gardner, que para quienes como yo al momento de leerlo no lo saben, fue una afamada actriz de cine de mediados del siglo pasado. Estuvo casada con Frank Sinatra, quien dejó a su mujer para estar con ella.

La complejidad de utilizar personas reales como personajes es la de la investigación. Inventar un personaje es relativamente más sencillo, uno le puede adjudicar la voz y las características según la conveniencia. Con las personas reales es distinto, el autor debe hacer un esfuerzo de mimesis. Por si fuera poco, el autor no solo incluye a ambos en su cuento sino que los narra desde el Acapulco de los años cincuenta agregando a un tercer famoso a la ecuación. Agustín Lara.

La pericia del escritor de tomar dos contemporáneos, que frecuentaban Acapulco y crear una historia ficticia de romance/relaciones es admirable. La idea es buena, pero una buena idea la puede tener cualquiera, saberla llevar a cabo requiere experiencia y talento. Mauricio Carrera lo hace formidable.

A Ava Gardner le gustó ese romanticismo, su indudable elegancia, su manera de inclinarse ante el piano. Parecía coquetearle, más que tocarlo. Además, tenía esa cicatriz. La mejilla izquierda surcada con un corte profundo. Le intrigó. Se imaginó vertientes de riesgo, los infortunios de alguna aventura amorosa. ¿El puñal de algún marido celoso o la daga de alguna damisela despachada?”.

La prosa de Carrera es fluida y poderosa. Uno se pasa las páginas muy rápido, deteniéndose ocasionalmente para releer alguna de las muchas frases poéticas cosidas con maestría entre la narrativa.

Disfruté “El animal más hermoso del mundo”. Y me animó a buscar otros libros del escritor como: La vida endeble y Pequeño Pushkin y otras historias. De los cuales hablaré en una próxima columna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.