Tríada Primate

Poesía y Humanidades

¿El cómic es literatura? | Surf Literario #18

4 minutos de lectura

Surf Literario #18, una columna de Estefanía Barrientos


Me gustaría iniciar este número mencionando algunas características tanto de la literatura como de los cómics, pues se ha prestado este tema para una serie de discusiones considerables para identificar si los cómics deben ser considerados literatura. La Real Academia de la Lengua Española considera cómic a la serie de viñetas que cuentan una historia, por otra parte, según las mismas fuentes y citando al gran ensayista Alfonso Reyes, “Literatura proviene del latín “litteratura”. Arte de la expresión verbal. Conjunto de las producciones literarias de una nación, de una época o de un género.”

La relación está precisamente en que, como todos los géneros literarios, los cómics por medio del texto son un modo de expresión que hace llegar un mensaje al lector. Son muchos los elementos correspondientes a los cómics que resaltan esta relevancia dentro de los textos, la primera característica ya fue mencionada: poseen textos, hay diálogos que se valen de símbolos como las onomatopeyas, imágenes, entre otros, y todo ello funciona como un vehículo narrativo por el cual es posible contar una historia. Pero también existen diferencias dentro de la literatura. Por ejemplo, para los cómics es necesario recurrir a imágenes pues de una manera integral, lo que no necesariamente tiene que ocurrir con los demás géneros literarios pues estos últimos se basan principalmente en un juego de palabras según el tipo de texto en cuestión. También hay que considerar que el cómic puede cambiar en su estilo según la zona geográfica, y hay diversos tipos de género, por ejemplo: los mangas.

El cómic se hace de recursos propios de la literatura para formular su propio medio, pero sabemos que no es el único caso, ya que el cine, la fotografía, el teatro, la pintura, entre otras, funcionan de la misma manera. Actualmente los cómics son un gran medio de comunicación de masas. Y debido a su inmediatez, son muchos los artículos que se fabrican a partir de los cómics. Su auge inició al final de la segunda guerra mundial como alternativa de diversión u ocio, y con un precio bastante accesible que permitió que tuviese gran recepción.

Michael Kupperman, dibujante e ilustrador americano, expresa respecto al comic: “El arte es una forma de escapar de la realidad y de enfrentarse a ella. Es una forma de razonamiento y representación de la realidad que va más allá de lo que el lenguaje puede lograr”, y es que finalmente el cómic es una manifestación del arte, que como todo arte ha sufrido transformaciones. Inclusive se ha implementado como práctica pedagógica, claro hay que entender que para su correcta aplicación los docentes deben de conocer su lenguaje y estructuras para que el aprendizaje resulte de manera eficaz.

Pues bien, pasemos a mencionar algunos beneficios que trae consigo el leer cómics. Según números estudios, los cómics son una gran alternativa para iniciarse con el hábito de la lectura, pues como se ha mencionado resulta agradable el recurso de la interpretación del texto por medio de imágenes. Los cómics ayudan a adquirir el vocabulario, gracias a que precisamente las viñetas permiten la asociación rápida de las palabras con su significado; también facilitan la concentración, la memorización, así como la alfabetización visual, la expresión oral y escrita, y además fomentan la creatividad al ofrecer la oportunidad de crear nuevas aventuras a partir de la historia que se está contando.

Durante mucho tiempo el cómic ha sido considerado un subproducto cultural. En 1964, el dibujante de “Lucky Luke”, el belga Morris, propuso considerarlo como noveno arte, aunque en realidad sea anterior a las disciplinas a las que se les atribuyen el octavo y séptimo lugar: la fotografía y el cine respectivamente. La historieta o cómic como literatura, es algo que únicamente puede resultar esclarecido por medio de posturas que las distintas escuelas teóricas tienen respecto al comic: la de la condición que le otorga tanto la imagen, el texto de la historieta, así como la palabra. Guber, en su tesis, enunció que en el cómic “la viñeta es la representación gráfica del mínimo espacio y/o tiempo significativo”, estableciendo por tanto la viñeta como comicema (unidad mínima con significado en el cómic).

Los cómics son cultura porque nos muestran lo que sucede en la sociedad, es arte porque las ilustraciones son dibujos artísticos, y un arte literario por los elementos que utiliza en su discurso. Toda esta exposición del tema por supuesto se tocó de una manera muy general, pues hay aún aspectos muy importantes a considerar para determinar si es literatura o no. Pero lo que ahora sabemos o me gustaría concluir, es que en mi opinión no es literatura, sino una más de las tantas manifestaciones del arte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.