Tríada Primate

Poesía y Humanidades

Formidable y breve. «Obras Completas (Y otros cuentos)» de Augusto Monterroso | El espejo enterrado #17

3 minutos de lectura

El espejo enterrado #17, una columna de Daniel Luna


Augusto Monterroso es un escritor fundamental,
formidablemente inteligente,
y misericordiosamente breve.

Carlos Monsiváis.

El 21 de diciembre de 1921 en Tegucigalpa, Honduras nació Augusto Monterroso Bonilla, escritor considerado el máximo exponente de la minificción latinoamericana. Desde el inicio de su historia se le reconoció como un autodidacta por excelencia por lo que mientras vivía en Guatemala abandonó sus estudios de forma inesperada dedicándose por completo a la lectura de libros clásicos universales a los cuales amó con pasión.

No obstante, 1944 estallaron las revueltas contra el dictador guatemalteco Jorge Ubico en las cuales Monterroso desempeñó un papel activo en contra del poder. Por lo anterior, se le considero un enemigo del estado y cayó preso después de la toma del general Federico Ponce Vaides. Afortunadamente, en septiembre de ese mismo año, logró escapar de prisión y pidió asilo político en la embajada mexicana.

Después de la Revolución de Octubre encabezada por Jacobo Arbenz, Monterroso fue designado para un cargo político en el consulado de Guatemala en México, donde permaneció hasta 1953, pero tras la caída de Arbenz se autoexilió en Chile, para luego regresar a México tres años después en donde estableció, escribió y publicó toda su obra literaria.

Esta transición entre Honduras, Guatemala, Chile y México permeó en su obra en temática y estilo. La experiencia de esos años más su talento natural construyeron la perfección y sencilles presente en cualquier hoja producida por su pluma. Debido a su aguda inteligencia, el lector goza de relatos sobre culturas antiguas, conflictos políticos, leyendas y cotidianidades.

Con el objetivo de preservar su trabajo, la editorial Era en su versión de bolsillo reúne de nueva cuenta lo que fue la primera publicación de Monterroso en 1959; la antología de cuentos: Obras completas (Y otros cuentos). Un conjunto de incisivas narraciones en las cuales se notan los rasgos fundamentales de su escritura a través de una prosa concisa y humilde llena de referencias cultas.

En esta colección se encuentran los títulos; Míster Tylor, Uno de cada tres, Sinfonía concluida, Primera dama, El eclipse, Diógenes también, El dinosaurio, Leopoldo (sus trabajos), El concierto, El centenario, No quiero engañarlos, Vaca y Obras completas. Cada uno de los anteriores con la dosis exacta de su magistral manejo de la parodia, la caricatura, y el humor negro.

Un efecto de su inigualable labor, son todos los reconocimientos que recibió desde 1970 con el Premio Magda Donato hasta el 2000,  cuando le fue concedido el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en reconocimiento a toda su trayectoria literaria. Lamentablemente Monterroso falleció de un paro cardíaco el 7 de febrero de 2003, a los 81 años dejando un universo literario de extraordinaria riqueza estética.

Tito Monterroso fue maestro de fábulas, aforismos y palindromías. Gracias a su aporte a la cultura en México se inmortalizo como una pieza clave en la formación de conocidos escritores hispanoamericanos de la segunda mitad del siglo xx. Su narrativa ha transformado el relato breve que continúa manifestándose como una de las lecturas predilectas de miles de personas en todas las latitudes.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.