Tríada Primate

Poesía y Humanidades

Gaba Romualdo y sus cartas a Victoria | F es de Fantástico #29

3 minutos de lectura

F es de Fantástico #29, una columna de J. R. Spinoza


Gaba Romualdo es una escritora nacida de Acapulco, Guerrero, en el año de 1985. Además de promover la literatura y fungir como editora en Periódico Poético (el cual fundó en 2020), Romualdo es poseedora de una pluma todo terreno que la ha llevado a incursionar en la poesía:

Cuando vengas, si vienes,
búscame sentada en las piernas
de tu ausencia, hablando de ti con un gato,
en el día amarillo que olvidaron
todas las estaciones del año

-Poema, Coordenadas, (Fragmento) de Gaba Romualdo.

Enlace para leerlo completo: https://www.vitraliediciones.com/dos-poemas-de-gaba-romualdo/

En la minificción, con una serie de microrrelatos titulados “Filicidio” y publicados en la antología Detrás del velo: sobre los sueños y la muerte (Independiente, 2021).

Enlace: https://www.amazon.com.mx/Detr%C3%A1s-del-velo-Antolog%C3%ADa-escritores/dp/B0988D9VLY/

En cuento con “Asesino a la carta”:

Se busca al asesino de la carta, leí en voz alta y miré por encima de los anteojos a Araceli. Y al anuncio de “Se busca” le acompañaba la fotografía de una carta escrita a máquina que leí en voz baja: “Yo la asesiné. Fue mi primera vez. No tenía otra salida. Era demasiado molesto tenerla todo el día y a cada momento merodeando por todos lados en la casa.

Enlace: https://adncultura.org/el-asesino-la-carta-cuento-de-gaba-romualdo

Y también en novela con Cartas a Victoria, publicada en 2018 por Ediciones Katábasis.

“Cartas a Victoria es una oda al amor, a la desesperanza; algunas veces, es sólo Gaba en el más íntimo diálogo consigo misma. Siempre poética, siempre fuego y hielo”.

Apunta Gabriel Niezen Matos en la contraportada.

Cartas a Victoria es un híbrido entre novela epistolar y convencional, con once capítulos antes de introducirnos a las cartas de las cuales cada una funciona como un capítulo también, dando un total de 91 cartas a lo largo de 165 páginas. La historia comienza con una conversación entre la protagonista y su amiga Angélica, esta última ha intentado en otras ocasiones conocer lo ocurrido con Victoria, y es gracias al efecto del alcohol que nuestra protagonista se pone parlanchina.

“Por lo que antes de comenzar una historia nueva, le revelé a Angélica ciertos datos escandalosos sobre mí y la también dulce Victoria, como que tiene dos nombres y no uno, y que Victoria no era precisamente el que más le gustara. —De hecho —Dije—. Se lo rebanaría a su nombre si pudiera. Que yo la llame Victoria, es la rebelión en contra de su ausencia”.

La novela la sostiene una tríada de personajes mujeres, siendo escasa (y sólo en menciones) el reflector hacia otros personajes. La protagonista simboliza el “yo” que está en crisis, pues el desamor le cala sobremanera, como de esas veces (creo que la mayoría lo ha vivido por lo menos una vez) donde te enamoras más allá de cualquier lógica. Diana Victoria representa el ideal, la musa, ese amor con el que se sueña, el anhelo del personaje. Podría decirse que es un ente divino y etéreo a lo largo de la novela. Por último, Angélica es la realidad, quien es palpable, quien sí está y no es sólo una de las muchas fantasías de la protagonista acerca del regreso de su amada.

Esta novela me regresó a mi juventud, cuna de amores inexpertos y apasionados. Tan intensos como patéticos, tan bellos como dolorosos.

Los invito a leer Cartas a Victoria de Gaba Romualdo, sé que la disfrutarán.

Enlace:  https://www.amazon.com.mx/Cartas-Victoria-Gabriela-Romualdo-Ramirez-ebook/dp/B07N5NSJX1/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.