Tríada Primate

Poesía y Humanidades

La poesía como necesidad de creación y recreación | Surf Literario #05

2 minutos de lectura

Surf Literario #05, una columna de Estefanía Barrientos


Recientemente conmemoramos un año más desde que la UNESCO el 21 de marzo de 1999 declaró Día Internacional de la Poesía.

Podemos iniciar definiendo que la poesía está hecha de un compartir sensible, de modo que da forma al ser humano en cuerpo y alma, está hecha de la emoción, de la sensibilidad y la imaginación, transmite conocimientos y valores humanos. El discurso poético existe únicamente en los elementos combinados de su estructura, entrelazando temas como el sentido del bien y del mal, la historia, las proezas de las mujeres y los hombres, las tradiciones antiguas y el vínculo que tenemos con la naturaleza.

Como creación son las palabras la razón de lo que dicen, es la plenitud de una realidad indeterminada que no permite leerse en términos de claridad o de oscuridad, sino de construcción de las condiciones aleatorias que hacen su definitiva existencia. En la poesía, el lenguaje se encuentra consigo, recreando una intimidad que no es de todo el mundo, las palabras encuentran nuevas alianzas en sí mismas y en las demás cosas con las que se relacionan.

La emoción estética se puede sentir de modos tan variados. La poesía crea singularidades en las lenguas, que inevitablemente son a la vez singularidades de mundo e imposiciones del sistema lingüístico o del sistema de la ideología social que se transmiten. La poesía, desde este punto de vista, es realmente particular, es el único arte que con el tiempo ha cambiado su medio de transmisión. Iniciando por una vía oral, se transformó esta a escrita, la poesía es un arte en el que cada paso adelante encuentra su fuerza dinámica en su capacidad de mirar hacia atrás para tener éxito e imaginar el futuro.

La invitación es leer y atrevernos a mirar el mundo desde una perspectiva variable, que cambia en cada lectura y mientras más lo leemos, más nos sorprendemos de su significado, dudando que su sentido sea uno, sino múltiple y que inclusive puede cambiar de acuerdo a nuestra interpretación. Si hay algo que reconocer es que sin duda un poema despierta en cada uno de nosotros un estado emocional propio y cabe recordar que Novalis citó en una frase: “Cuando un poeta canta estamos en sus manos: él es el que sabe despertar en nosotros aquellas fuerzas secretas; sus palabras nos descubren un mundo maravilloso que antes no conocíamos.”

Finalmente, mencionar que la poesía cultiva la imaginación y la memoria, y es toda una realización de las facultades corporales y anímicas del ser humano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.