Tríada Primate

Poesía y Humanidades

La triple crisis del medio ambiente | Foro Verde #10

3 minutos de lectura

Foro Verde #10, una columna de Julieta Pirez Rendon


El mes de junio se convirtió en el mes del medio ambiente, toda vez que, en él se celebran varias fechas relevantes en la materia, comenzando por el día cinco, el “Día Mundial del Medio Ambiente”, establecido por el sistema de Naciones Unidas desde los años setenta cuando las cuestiones medioambientales empezaron a cobrar relevancia en los foros Internacionales, a partir de allí también se conformaron organismos particulares para tratar estos asuntos, tal fue el caso del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Como cada año, un país miembro de la ONU funge como anfitrión y se trabaja sobre un tópico en específico, en este 2021 tocó el turno de Pakistán y el tema es “Reimagina, recrea, restaura”, lo que se busca con estos verbos es reflexionar sobre la importancia de recuperar nuestros ecosistemas de cara al futuro pospandémico.

En estos años nos enfrentamos a lo que se ha denominado la “Triple C”; tres crisis ambientales para afrontar durante esta década, la climática, la de la polución y la de la pérdida de biodiversidad. Desde la Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente (UNEA-5), se acordó un plan de acción a mediano plazo por la naturaleza, con la finalidad de cumplir la “Agenda 2030” sobre los objetivos del desarrollo sostenible, pero como suele pasar, a “las palabras se las lleva el viento”.

Señaló alguna vez el sociólogo Zygmunt Bauman que, “el poder es global, pero la política es local” y he aquí, el gran reto a superar. Algunos gobiernos locales siguen teniendo poca voluntad política para cumplir las metas ambientales establecidas desde los Acuerdos internacionales a los que se comprometieron, escasa capacidad y nula empatía por la naturaleza, y pongo a mi país, México, como un triste ejemplo de ello. En cuanto a la primera crisis, la climática, poca ambición se ha demostrado para combatirla, se aferran a los combustibles fósiles y se cierran a la posibilidad de impulsar las energías limpias, se presentaron contribuciones nacionalmente determinadas (son reducciones de las emisiones de gases de efecto invernadero en virtud de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático) muy por debajo de los niveles requeridos, se extinguió el Fondo para el Cambio Climático y se redujo el presupuesto para atender este sector, estos puntos negativos, a su vez, agravan la crisis de la polución; la ciudad de México es una de la más contaminadas del mundo y se han vuelto ya comunes las contingencias ambientales por la alta contaminación del aire. En cuanto a la crisis de la pérdida de biodiversidad, esta quizá sea la que, con mayor ineficacia, se ha tratado, hay dos mil 665 especies en peligro de extinción en México de acuerdo a datos oficiales de la CONABIO, organismo de gobierno encargado de la biodiversidad en el país. La especie con mayor peligro de extinción en el mundo es la Vaquita Marina, endémica mexicana y que, de acuerdo con las últimas estimaciones de los expertos de la Comisión Ballenera Internacional, solo quedan alrededor de nueve ejemplares, tras décadas de corrupción, impunidad e indolencia de las autoridades encargadas, la extinción de la Vaquita, no solo afecta a los ecosistemas, también es un duro golpe económico para las comunidades pesqueras aledañas a su hábitat, pero ni por esto último, se tiene un rumbo claro a nivel de gobierno, para solucionar los conflictos socio-ambientales en la región.

Apenas se celebraron elecciones y el tema ambiental escasamente se mencionó en la agenda de los políticos. No les importa el medio ambiente. Como ciudadanos nos toca exigir que el medio ambiente sea un tema prioritario. Analicemos con una mirada crítica lo que los gobiernos de nuestros países realizan para cumplir con los objetivos ambientales, es un ejercicio de civismo y de ética que debemos hacer para actuar responsablemente con nuestra generación y con las generaciones venideras, la Tierra, nuestro único hogar, nos necesita a todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.