Tríada Primate

Poesía y Humanidades

Los gallinazos sin plumas | F es de Fantástico #13

2 minutos de lectura

F es de Fantástico #13, una columna de J. R. Spinoza


He leído algunos cuentos de Julio Ramón Ribeyro: Doblaje, La molicie, Los merengues, Interior “L”. Todos son bastante buenos, pero Los gallinazos sin plumas es excepcional. Tal vez sea ese sentimiento de pobreza que hermana a toda Latinoamérica, o el hecho de que el protagonista sea un niño y eso nos haga empatizar a otro nivel. Quizá un poco de ambos. El caso es que el cuento me duele, me hace odiar al abuelo y sentir mucha pena por los niños.

La situación es la siguiente: Todos los días Enrique y Efraín son enviados por su abuelo, don Santos a buscar desperdicios en los botes de basura para dárselos a Pascual, el cerdo de don Santos y su posesión más preciada. Don Santos es inválido, camina usando una pata de palo, esto es relevante para el cuento, ya que es la justificación de que él no salga a trabajar ni a buscar desperdicios y también hace al personaje vulnerable (lo cual el autor explota rumbo al final). Seguimos gran parte del cuento a los niños, aunque como es sabido, solo hay un protagonista por historia, en nuestro caso es Enrique, quien tiene que soportar todo el trabajo de buscar desperdicios después de que su hermano Efraín se lastima la planta del pie en el muladar, a donde fueron enviados por su abuelo. Al vivir en condiciones paupérrimas, sin servicio de salud ni ganas de buscarlo por parte del viejo. Efraín empeora.

Don Santos tiene pactada la venta de Pascual y debe engordarlo pronto, por lo que hace que Enrique redoble esfuerzos. Enrique se encuentra a un perro y bueno… hablar de que pasa después sería arruinar la historia.

A todo esto, ¿por qué se llama Los gallinazos sin plumas? La verdad es que es una metáfora bastante buena que usa Ribeyro, la cual dejaré que cada quien interprete. Sí, la columna es de opinión, pero sé que hay muchas personas que se están perdiendo de este grandioso cuento. Mi opinión es que deben correr a leerlo ya:

¿Dónde?

Como siempre les dejo el enlace para leer gratis.

Seguiré recomendado mis textos favoritos. Nos leemos pronto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.