Tríada Primate

Poesía y Humanidades

Crimes of the future: un nuevo film del maestro de la “nueva carne” | Por una senda oscura y solitaria #15

3 minutos de lectura

Por una senda oscura y solitaria: literatura, cine y arte de horror #15, una columna de Ernesto Moreno


El género fantástico tiene una gran variedad de ramificaciones a través de la literatura, el cien y el arte, en donde la llamada “nueva carne” es tal vez, una de las vertientes más problemáticas, oscuras, maravillosas y provocativas. Nacida en los años ochenta, esta propuesta estética -si se le puede llamar así- nos propone el cuerpo como nuevo campo de batalla, configurándolo como un elemento a moldear, a transformar, a lacerar y a ser un vehículo, a través del cual se asoman una multitud de temas: la muerte, la evolución, la identidad, el género, el racismo, la tecnología y el futuro, la maldad, el asco, el sexo y muchos otros más.

David Cronenberg, el maestro de la “nueva carne” nos presenta su nuevo trabajo del 2022, Crimes of the future, competidora en el Festival de Cannes, una película difícil de clasificar, como toda obra de Cronenberg. Una apuesta inteligente, que nos desafía a imaginar un futuro muy distinto a los que nos imaginamos, en donde reina el control y la manipulación, como en toda sociedad humana, pero ahora dirigidas al proceso evolutivo del ser humano. Una realidad en donde la biología se ha acelerado y cada vez más individuos están produciendo nuevos órganos dentro de sus cuerpos.

Saul Tenser (Viggo Mortensen), quien padece como muchos, el “Síndrome de Evolución Acelerada” es un artista del “performance”, que junto a su pareja Caprice “Lea Seydoux) se dedican a presentar un arte que consiste en mostrar al mundo la extirpación de los nuevos órganos que el cuerpo de Saul produce sin respiro. El dolor al parecer como lo conocemos hoy en día ha desaparecido en ese futuro incierto, en donde “la cirugía es el nuevo sexo” sin embargo, la constante lucha contra su cuerpo ha vuelto a Saul un hombre que sufre, y que con ayuda de extraña maquinaria (una cama orgánica y una silla bizarra: modelos ambas, de la visión originalísima que de la tecnología tiene nuestro cineasta canadiense) logra llevar su vida adelante.

Wippet (Don McKellar) y Timlin (Kristen Stewart) son burócratas de una rama aún inexistente del gobierno; el Registro Nacional de Órganos, que es más bien una fachada para esconder la estructura de poder que intenta controlar la acelerada evolución en la población. Se interesan en Saul y comienzan a seguir de cerca su trabajo, ya que éste, al ser parte importante de la comunidad artística, tiene posibilidad de contactarse con una diversidad ingente de agentes sociales: incluso con rebeldes.

La trama es muy interesante y el panorama bizarro, los mundos de Cronenberg son por excelencia transgresores, y como todo buen elemento que se ufane de ser arte, nos coloca en la desazón, en una incertidumbre, nos pone en crisis: nos saca de la zona de confort para aventarnos a la cara un tema polémico: ¿debemos controlar la evolución? ¿debemos dejar libres los cauces de la adaptación?

Los efectos especiales son maravillosos, los diálogos y la fotografía geniales y las actuaciones no se quedan atrás. Crimes of the future es una digna película que se colocará sin problemas en la selección que todo amante de la ciencia ficción, las distopías y la “nueva Carne” debe tener.

Recursos:

Fotogramas del cortometraje

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.