Tríada Primate

Poesía y Humanidades

Naruto: El hilo temático del amor por el villano | Versailles Anime #20

11 minutos de lectura

Versailles Anime #20, una columna de Francisco Maldonado


Esta columna contiene SPOILERS del anime y el manga de Naruto, si no han visto la serie o leído el manga ya quedamos advertidos. Pero si lo han hecho, pónganse cómodos y sean bienvenidos disfruten.

Después de algunos años decidí volver a leer el manga y ver nuevamente la serie de Naruto, algo que no recordaba es que el primer arco de la historia fuera tan bueno. Logra introducir al espectador a su mundo de una manera muy orgánica, esto al contrario de otros animes como Boku no Hero, que necesitó de casi cuatro temporadas para explicar correctamente cómo es que funciona su universo. Pero Naruto, necesita de tan solo trece capítulos para explicarte cómo está constituida la jerarquía de poder en cada aldea, la clasificación y distribución de las misiones en base a su dificultad, el cómo, por qué y dónde se encuentran las aldeas ninjas a lo largo de los continentes. Introduce a los clanes con particularidades especiales, a las fuerzas ANBU, a la vez que te sumerge en un arco que te habla de corrupción, pobreza, muerte y un estricto camino de disciplina y frialdad que constituye a un Shinobi. Y, por si fuera poco, te presenta un sistema de poder que se respeta al pie de la letra. Cada batalla es una gran oportunidad para ver a los personajes ingeniándoselas con los recursos y reglas que la propia obra nos ha mostrado en estos pocos capítulos. No hay ningún Megazord raro y aunque las técnicas oculares son fuertes, en estas instancias suponen un alto riesgo para el portador. Las técnicas exageradamente fuertes que aparecían, tenían restricciones. Por lo que sí, en sus inicios, Naruto era un shounen muy bueno.

Pero si hay algo en lo que me quiero centrar, es en los temas que se tocan en este arco. Estos terminarán siendo la materia prima para todo el hilo temático que se desarrollará a lo largo de la obra. En estos pocos capítulos, Kishimoto muestra la esencia detrás de la relación entre Sasuke y Naruto, la rivalidad y la convicción. Al principio del arco, luego de comenzar la misión de escoltas con el constructor de puentes Tasuna, el equipo siete es atacado por dos chunin de la aldea de la niebla. Aquí, Naruto se paraliza y es incapaz de moverse, pero, al contrario, Sasuke actúa con claridad y rapidez, sin mostrar rasgos de miedo o inseguridad. Con esto Naruto se siente profundamente dolido y avergonzado consigo mismo, más aún con la frase de Sasuke que lo señala como un cobarde. Entonces, para poder arraigarse a su espíritu de lucha, toma un kunai y se apuñala la mano, prometiendo con su sangre, que no volverá a ser débil nunca más, no volverá a perder ante Sasuke. Esto es importante porque tendrá relación con la pelea que tuvo con Inari un poco más adelante, pero ya llegaremos a eso.

Al poco tiempo de llegar al país de las olas, la rivalidad de Naruto y Sasuke es puesta a prueba cuando se enfrentan a Zabuza, un jonin de la niebla que logró atrapar a Kakashi en una prisión de agua. En esta situación, Naruto se deja llevar nuevamente por el miedo, pero al sentir un dolor proveniente de su mano, ve la herida que simbolizaba su promesa. Con su espíritu renovado forma un plan con Sasuke para rescatar a Kakashi. Esta batalla es una de las mejores, sobre todo porque ya nos habla mucho del sistema de combate que mostraba la serie en sus inicios. Dos simples novatos genin, son capaces de poner en problemas a un experimentado ninja de élite. Esto es increíble porque la persona más poderosa puede perder en manos de alguien más débil. Todo este trabajo de Naruto y Sasuke para salvar a Kakashi muestra una gran madurez de su parte, apartaron sus diferencias y trabajaron juntos por el bien de la misión.

Luego de derrotar a Zabuza, llegan a la ciudad de Tasuna, donde se encuentra el gran puente. Kakashi necesita recuperarse de sus heridas y de la gran carga que significa activar un Sharingan (poder ocular), al darse cuenta de que Zabuza aún no ha muerto, decide llevar a los tres genin a entrenar a un bosque. Aquí les da la tarea de trepar un árbol usando solo sus pies, para así conseguir un mayor control de su chacra. Creo que es en este entrenamiento donde se mejora aún más la exploración, interacción y desarrollo de la relación entre Sasuke y Naruto. Si usamos una perspectiva más general, podemos encontrarnos con tres períodos: El conflicto, donde se nos presenta el soberbio talento natural con la testaruda disciplina. La transición, dónde ambos logran poner a un lado sus diferencias por un bien mayor. Y el respeto, dónde esa rivalidad unilateral se convierte en algo recíproco.

El entrenamiento con los árboles es perfecto porque ambos se ven sobrepasados por la persona más indefensa del grupo, Sakura. Pero mientras Naruto aprovecha ese momento para pedirle consejos, Sasuke se resguarda en su orgullo, y con esto, Naruto es capaz de rivalizar con él de una manera más equitativa. Es aquí, donde Kishimoto logra poner a Sasuke en una situación en la que debe tragarse su orgullo y pedirle a Naruto que le comente cuáles fueron los consejos que le había dado Sakura. Esto resulta importante, porque lo que era una rivalidad tóxica, se convierte en una forma retroalimentativa de mejorar juntos, terminando en ambos regresando a la casa de Tasuna, uno apoyado en el otro, un símbolo de respeto e igualdad. Esto pasó de ser un caso del estudiante genio contra el burro, a una sana relación de rivalidad y superación. Por eso, cuando Sasuke toma la decisión de sacrificarse por Naruto, hay una sensación lógica de cómo fue que llegamos ahí. Además, logra conectar a la perfección con el hilo temático que nos presenta Haku y Kaisa.

Creo que la técnica de espejos de Haku, es un claro simbolismo sobre algo muy recurrente en este arco, la idea de verse reflejado en los demás. Hay un tema que se toca mucho a lo largo de toda la obra, la idea de estar solo en el mundo y la constante búsqueda de un propósito para justificar nuestra existencia. Haku es un reflejo de Sasuke y Naruto. Al igual que Sasuke fue heredero de sangre de una particularidad muy especial de su clan, pero que, debido a la guerra, tal don sembró miedo y desconfianza en las personas. El clan tenía demasiado poder y debía ser exterminado. Su padre, al enterarse que su esposa portaba dicha sangre maldita, no dudó en asesinarla e intentar también matar a Haku, su propio hijo. En defensa propia, Haku mata a su padre y queda varado en la calle en pleno invierno, sobreviviendo de la basura. Sin embargo, un día se encuentra con Zabuza, un ninja que se sintió identificado con él, ya que compartían las misma mirada, este le ofrece que se convierta en su arma, propuesta que Haku acepta sin dudar.

La razón principal por la que Haku aceptó de forma inmediata, es debido a la necesidad que tiene de sentirse necesitado por los demás, que alguien le demuestre que lo quiere o que le es importante. Lo mismo que le pasa a Naruto con su necesidad de ser reconocido, lo cual pudo conseguir con Iruka (primer maestro), alguien que lo apreció tal y como es, sin importar su maldición. Naruto entendió que ambos son iguales, que ambos lucharon solos, los dos fueron rechazados y marginados por la sociedad. Vivieron sin el amor de un padre, sin las caricias de una madre, sin la calidez de un amigo. Y es que el mundo ninja es un lugar cruel. A lo largo de la obra nos encontramos con cientos de personajes que son huérfanos, Naruto, Haku, Sasuke, Kakashi, Iruka, Nagato, Konan, Inari, y la lista sigue. Las travesuras de Naruto son la manera de buscarle sentido a su existencia, es su forma de hacerle notar al mundo su presencia, de mostrarle que está, y quién es. Y aquí tiene lugar su pelea con Inari, la que mencioné un poco antes, la cual me parece que es una manera explícita de demostrarnos que nuestro protagonista ha madurado.

Inari le reprocha a Naruto que es un entrometido, que los héroes no existen, la muerte de su padre le enseñó que el mundo solo se rige por el poder, los débiles están destinado a ser sometidos por gente como el mafioso Gatou. Aquí, Naruto lo agrede diciéndole que con tomar el papel de víctima no logrará nada, que solo es un cobarde. Pero es que en realidad cuando Naruto decía eso, se lo decía a sí mismo; y probablemente en el pasado ya se lo haya dicho miles de veces. Él entiende a Inari más que nadie, él conoce perfectamente lo que significa sufrir y ser tratado como basura. Entiende lo que significa estar llorando en soledad, por eso ver llorar a Inari era encontrarse con un reflejo de su propia debilidad, de aquello que estaba intentando superar. Por eso es que su reacción de rechazo resulta coherente, creo que la mayor habilidad de Naruto es su capacidad para superar las adversidades. Fue inevitable para Inari superponer la imagen de su padre en Naruto, aquí todos los personajes se reflejan en los demás, ven sus debilidades en el otro. Pero es gracias al desarrollo de Naruto, que el tono pesimista de la serie, se transforma en una fuerte búsqueda de un sentido de justicia, de un símbolo de coraje y valentía. Por eso es tan significativo que al final del arco, el puente sea bautizado bajo el nombre de Naruto. Este arco nos habla mucho del heroísmo, del levantarnos para luchar por aquellas cosas que consideramos importantes para nosotros; y el cómo esto puede influenciar en los demás para crear fuertes lazos de amor. Todo esto se convierte en una carismática e inspiradora idea que luego se conectaría con la frase que se convertiría en la basepara crear los cimientos más icónicos de la serie.

Los héroes siempre llegan al final

Sakura, aunque no lo crean, hace algo importante, al menos narrativamente. Me refiero puntualmente al diálogo en el cierre de la batalla final, cuando se encuentra con el moribundo cuerpo de Sasuke. Ella nos muestra el deshumanizante estilo de vida de un shinobi, ya que se les prohíbe a los ninjas mostrar sus emociones durante una misión. Y es que el mundo ninja es duro, cruel e implacable. Cada shinobi es una simple herramienta que debe servir a sus obligaciones; esto también se ve reflejado cuando Kakashi muestra aferrarse tanto a este estilo de vida. Ya en el futuro nos enteraríamos de todo lo ocurrido con su padre y lo que conlleva la decisión de poner la vida de tus amigos por encima de tus deberes como ninja. Por eso es que Kishimoto usa a Zabuza como la metáfora perfecta de este frío mundo. En su primer encuentro con estos pequeños genin, Zabuza les comenta que llevar sus cintas en la cabeza no significa que sean verdaderos ninjas, ya que en realidad, un ninja es aquel que ha sobrevivido a la muerte en numerosas ocasiones, es decir alguien que está preparado para recibirla en cualquier momento. Ciertamente, Zabuza tiene razón, por eso es que Naruto y Sasuke nunca podrían haberle ganado a Haku en una pelea de verdad, ya que ellos no estaban listos para manchar sus manos con sangre. Zabuza es la representación de lo que sería el ninja perfecto, alguien agresivo, cruel, frío, despiadado, que ha alimentado su reputación a costa de matar a más de cien estudiantes en su niñez. Él es el demonio oculto en la niebla, crió a Haku como una herramienta, al igual que el mundo lo hizo con él. En este mundo, solo hay dos tipos de personas, los que usan a los demás y los que son usados. Los ninjas solo sirven para cumplir sus órdenes. Sin embargo, a pesar de su nihilismo, vemos que Zabuza terminó conectando profundamente con Haku y logró verlo como algo más que una simple herramienta.

Haku representa ese dilema ninja, la idea de que detrás de esta máquina fría y sin emociones que solo espera para acatar órdenes, existe una persona con sus propios sentimientos y sueños. Es por eso que las palabras de Naruto cortan a Zabuza más profundo de lo que haría cualquier navaja. El ritmo y la forma en la que el rostro de Zabuza se yuxtapone con su colapso emocional, nos ayuda a conectar con este hilo temático rápidamente. La puesta en escena que construye la propia nieve, es hermosa. Aquel símbolo del frío, aparece ahora de la manera más cálida posible. Las lágrimas de Haku ahora caen en forma de copos de nieve, ya no solo en sus mejillas, sino por toda la ciudad. Zabuza muere junto a su amado compañero, aquel que siempre estuvo a su lado, el verlo intentar tocar su rostro es desgarrador, porque lo hace de una manera tan delicada, como si tuviese miedo de que sus manos manchadas de sangre fueran capaces de hacerle daño a algo que consideraba puro. El cielo se abre para los dos mientras Zabuza se pregunta si podrá tener el privilegio de partir con él.

Lo que más me gusta de Zabuza, es que pese a haberse arraigado tanto a sus obligaciones como ninja, en el último momento se aferra a su lado más humano gracias a las palabras de Naruto. Es como lo mencionaba antes, este arco nos habla de los lazos de amor que podemos crear con los demás. La pureza poco común de Haku logró llegar a Zabuza, y por sobre todo, gracias a esta hermosa pareja, la inspiración llegó a Naruto para forjar su propio camino ninja. Ser alguien que represente la bondad, la empatía; un camino recto, sincero y sin remordimientos, donde los Shinobi no usen a nadie y tampoco se dejen usar.    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.