Tríada Primate

Poesía y Humanidades

El extraño diseño del maestro Rignolo: un relato de Thomas Ligotti | Por una senda oscura y solitaria #06

4 minutos de lectura

Por una senda oscura y solitaria # 06, una columna de Ernesto Moreno


Dedicada a mi hermano Chago, que algún
día adquirirá el buen gusto literario y
disfrutará de las mieles de Ligotti.

Corría el año de 1820, y Europa se encontraba convulsionada por las aventuras napoleónicas. En la Universidad de Berlín, parte del Estado prusiano, en lo que después sería Alemania, se estaba llevando a cabo una cátedra que marcaría el destino de academia, Georg Wilhelm Friedrich Hegel, difundía exitosamente su doctrina idealista. Sus clases se abarrotaban con estudiantes confiados y entusiastas, que ante una nueva página de la historia moderna, corrían gustosos a participar en la construcción de su futuro.

Pero no es esa la cátedra a la que queremos referirnos, sino a una que se encontraba a unos cuantos metros. En un salón semivacío y oscuro, un desconocido y enigmático doctor Arthur Schopenhauer, afirmaba lo contrario, decía que la historia y la existencia misma no tenían sentido, porque una gran fuerza cósmica (la voluntad), que era ciega e insensible ante el sufrimiento, lo dominaba todo y nunca estaba satisfecha. Esta energía se manifestaba a través de toda la realidad y en ella, los seres humanos y sus patéticas vidas no eran más que un teatro grotesco, en donde como viles marionetas, actuaban creyéndose el centro del universo, cuando en verdad solo repetían escenas de una pésima obra, de una tragicomedia que sería olvidada, inexorablemente.

Las ideas “pesimistas” de Schopenhauer, influenciarían a una cantidad considerable de pensadores y escritores, entre ellos, al actual Thomas Ligotti, de quien podemos decir que se trata de uno de los grandes exponentes actuales de la narrativa de horror. Nacido en Michigan, Ligotti se dedicó muchos años a trabajar como editor asociado de varias publicaciones, pero fue hasta los años ochenta, cuando comenzó poco a poco, a dar a conocer su propios relatos literarios. Varios periódicos y revistas de renombre lo catapultaron a la fama, y sus creaciones son consideradas dentro de los géneros del horror, lo fantástico y lo weird.

En su libro de relatos Noctuario, el autor nos brinda la oportunidad de hundirnos junto con él, en esa marisma de pesadillas literarias que tanto nos gustan. Todos sus cuentos son “extraños”, por decirlo de alguna manera, ya que sus personajes, a diferencia de los de otros autores del género, como el propio Lovecraft o Blackwood, se desarrollan en el vicio, acogen la maldad que los rodea y se dejan transformar por ella. Además, Ligotti utiliza varios recursos literarios de maneras novedosas, como lo es la “desfamiliarización”, que retoma de los formalistas rusos, en donde hace que, tanto  los objetos y paisajes de sus historias, como sus personajes, se conviertan en algo sin forma, en algo “extraño” que nos cuesta clasificar, para así, invitarnos a considerar que la realidad no es necesariamente como la imaginamos o como la vemos.

“El extraño diseño del maestro Rignolo”, nos cuenta una historia que acontece en una ciudad llena de penumbra, en donde “alrededor de un parque, una línea irregular de tejados altos, negros e informes, atravesaba el cielo, como los afilados dientes de una vieja sierra”. Ahí, dos crípticos personajes (Nolon y Grissul), se encuentran para llevar a cabo una misión misteriosa, que los llevará al estudio del maestro Rignolo, siempre bajo la atenta mirada de “alguien”, que nerviosamente se mueve de un lado a otro, y observa todo lo que ocurre desde una ventana corrompida y gastada, como todo lo que hay en ese helado lugar.

Nolon quiere mostrarle a Grissul algo que ha encontrado en un prado vacío, en medio de una maleza de juncos afilados como dedos, que están rematados por algo que parecen cabezas. Una máscara enterrada, colosal, como una cabeza de gigante yace ominosamente en ese lugar. Pero Grissul tiene algo más importante que hacer, y se lleva a Nolon al estudio del artista conocido como el maestro Rignolo.

Artista extravagante y desgarbado, el maestro Rignolo esperara pacientemente a que estos dos visitantes admiren sus cuadros, dejando su obra maestra para el final, que será un viaje cósmico y bizarro como solo Ligotti nos puede sugerir, una “comunión con el vacío. Una aniquilación vital y una eternidad”. Los personajes misteriosos le confiesan a Rignolo, que han encontrado parte de su obra en la realidad, entonces, Rignolo EXIGE verlo, necesita saber. Aquí acabo mi sinopsis, porque vale la pena que lean y conozcan lo que sucede en el relato.

H.P. Lovecraft dice en su ensayo sobre El horror sobrenatural en la literatura que, “El alcance de lo espectral y lo macabro es por lo general bastante limitado, pues exige por parte del lector cierto grado de imaginación y una considerable capacidad de evasión de la vida cotidiana.”, en este sentido, Thomas Ligotti es un claro continuador de las ideas lovecraftianas de horror cósmico, y sus obras están llenas de desasosiego, de temor y sobre todo, de una profunda visión de la humanidad como algo fútil, perdido en la nada.


Citas:

  • Ilustración: aasnova.org
  • Lovecraft, H.P. Supernatural horror in literature, ensayo y crítica literaria, varias ediciones, primera en (1927).
  • Schopenhauer, Arthur, El mundo como voluntad y representación, varias ediciones.
  • Ligotti, Thomas, “El Extraño diseño del maestro Rignolo”, en Noctuario, Relatos extraños y terroríficos, Valdemar, 2012.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.