Tríada Primate

Poesía y Humanidades

Fonotecas virtuales anti-corrosión 02: mixtapes midwest emo y otras depresiones | Miscelánea WAV #16

6 minutos de lectura

Miscelánea WAV #16, una columna de Enrique Chávez


Aaah, qué bonito se siente regresar a los bajoneos de un género tan divertido, hiriente y empalagoso como lo es el midwest emo. Ya se la saben, pero de todos modos lo explico de nuevo; dado que a veces elegir un artista o banda puede ser un poquito tedioso (por no decir que de vez en cuando me quedo sin ideas originales para recomendarles un artista en específico), aquí en la columna tenemos un breve escape para las lagunas mentales y las sequías degustativas: la categoría-sección-apartado telúrico “Fonotecas virtuales anticorrosión”. Aquí ya no venimos a recomendar bandillas, sino a explorar un sinfín de usuarios-internautas dispuestos a romperse la madre editando, depurando y seleccionando música para entregarnos varias playlist apócrifas de cualidades únicas, combinaciones apasionantes y amoríos de medianoche. Nada mejor que este tipo de videos-playlists para dejarnos llevar por el anonimato y la improbabilidad de un usuario igual de deprimido o entusiasta que nosotros.

Y claro, si hablamos de listas de música capaces de conjurar un arte arcano y silencioso, no podemos dejar fuera al midwest emo. Creado en los lejanos 90s y pasando por varios filtros que van del control y la armonía pseudo math rock hasta el hardcore más clásico, el midwest emo es uno de esos sonidos inigualables que sólo puede reconocerse a partir de su propia “estética”. Bajos y guitarras inclinados hacia la “limpieza” y la profundidad-densidad templada, ritmos de batería enternecedores-catárticos y voces melancólicas o agitadas conforman uno de los géneros musicales más queridos a lo largo del globo, y por supuesto que las mixtapes no se hacen esperar. Como siempre, es difícil manifestarles qué chingados es el midwest emo, pero creo que con estas playlists me van a entender y hasta se van a hartar de tanto escucharlo (¡yupi!).  

Tratando de emular las grabaciones de cassette y abrigándose en los acantilados de YouTube, la esencia de este shitpost-catálogo emo va por las mismas rarezas que slowdear y reverberear canciones: hay una gran comunidad a lo largo del mundo que soporta y amplifica sus condiciones divulgativas. Canales-usuarios pequeños o corporaciones masivas participan activamente en alimentar b/doomers emo y millenials depresivos en búsqueda de un sonido triste, pero alentador y enérgico. Pedro Benedetti, blondehair_blacklungs_, grey skies, Trash Kid, Basement Show, Midwest Emo Vibes, Rings, telenofunken, Chris Di Vitto o the distance between us son apenas unos pocos ejemplos de este gran universo de recopiladores genéricos y creadores de contenido que buscan no sólo revivir-expandir el sonido del midwest emo, sino crear una suerte de antología digital que sirva de contraste con las emociones de la cotidianidad y las rarezas de lo íntimo.

Por ahí en La Bóveda compartí hace poco alguna de las playlist de estos usuarios, pero creo que lo importante no es resaltar que existen este tipo de cuentas y recopilaciones, sino que hay varios sentimientos, imágenes y matices que las controlan. Algo muy característico en este tipo de mixtapes es que no necesariamente se enfocan en un sonido-género en concreto (aunque sí hablemos de emo, hardcore, noise, etc), sino que prevalece un hilo narrativo y cuasi-poético que toma las riendas temáticas y el poder sonoro de cada playlist. No se trata sólo de la música y las bandas que ejecutan midwest emo: muy dentro de ellas existe un feeling empático en el cual se deposita una experiencia y una vibración natural.

El nombre de cada lista es lo más importante porque ya nos prepara para visualizarnos en una situación determinada o encamorrarnos en un sentimiento de soledad, pesimismo, esperanza o divergencia. Desde nombres tan carismáticos y pendejos como “I love you but I guess I’m a shitty person”, “i sure am in love with her” o “i shouldn’t have thrown all my highschool years in the trash” hasta otros donde se incita a la depresión más profunda (“Stop this pain tonight”, “I swear if I feel like this again I’ll fucking explode”), este tipo de listas ya están más estructuradas a manera de momento spotifyano, convirtiéndose en catalizadores de emociones en tal o cual aspecto según nuestra vida de mierda. Sin embargo, y a diferencia de los algoritmos cibernéticos del gigante streamero, estos recopilatorios todavía mantienen cierto espíritu humano y un carisma que pocas veces se iguala.

Pero bueno, mucho bla, bla, bla: vámonos a las playlists. ¿Qué podemos encontrar en estas mixtapes en cuanto a midwest emo y demás mierdas corrosivas? Literalmente, todo. Desde grupos de la vieja época del emo como Empire! Empire! IWALS, TTNG y American Football, fusiones extrañas y cautivadoras tipo Leer, Foxing, i hate sex, Glocca Morra, Tiny Moving Parts y Pirouette, o nuevos sonidos del midwest actual como Camping In Alaska, Football Etc. (una de mis bandas favoritas de la última semana), Modern Baseball, Chinese Football y Oolong, estas listas no terminan nunca y abarcan una gran parte de la historia del género a partir de sus actores y sus declives-transmutaciones estilísticos.

Una de las cosas que más me gustan de estas madres es que gracias a su variedad es mucho más fácil skipear o acercarnos a diversos sonidos según nuestro gusto. Aunque cada mixtape tiene sus joyitas ocultas y un aura primigenia que la define según sus propios “clásicos”, no podría haber mejor acercamiento que escucharlas todas de un jalón por primera vez para posteriormente saltarnos a nuestras rolas y mixtapes favoritas. A diferencia de otros géneros y otras recopilaciones, las playlists de midwest emo son enormes y contemplan todo tipo de bandas sin excluir contextos como el romanticismo post-moderno, la fatalidad, la paranoia adolescente y la gerontofobia imaginaria. Hay para todos los gustos y eso es lo más encantador que podríamos buscar en estas deshoras de navegación internauta.

Así que ahí lo tienen. Sigan leyendo, escribiendo, chambeando, llorando o desmotivándose como siempre, pero ahora pongan tantito midwest emo para acompañarnos en estas noches de desvelo y estos días de agonía premeditada. Te aseguro que, así como tú, alguien a cientos de kilómetros de tu casa está identificándose con esa misma canción que te hizo replantear tu vida y tus emociones; todos estamos sumergidos en la miseria (xd). Y para que entren con el pie derecho a este pantano de música sad, ahí les va mi top 10 de recomendaciones shitposteras. Nos leemos en otra entrada, amiguitos; buenas lágrimas.

  1. 90’s midwest emo doomer playlist for crying at an empty parking lot
  2. I love you but I guess I’m a shitty person – A Shitty Midwest Emo Mixtape
  3. i can’t sleep because i keep thinking about her – a midwest emo/emo revival mixtape
  4. i’m tired of begging you to stay | a midwest emo mix
  5. i miss your house parties: a midwest/pop-punk driving mixtape
  6. I swear if I feel like this again I’ll fucking explode – A Shitty Midwest Emo Mixtape
  7. my 3 AM existential crisis | A Midwest Emo/Skramz Mixtape
  8. I Love You, But I’m Not In Love With You | A Midwest Emo Mixtape
  9. i sure am in love with her – a midwest emo/emo revival mixtape
  10. Another Valentine’s Day Alone | A Midwest Emo/Emo Revival Mixtape

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.