Tríada Primate

Poesía y Humanidades

HunterxHunter: Un verosímil coherente que nos sorprendió (parte 1) | Versailles Anime #27

6 minutos de lectura

Versailles Anime #27, una columna de Francisco Maldonado


Esta columna tiene SPOILERS del manga y el anime de HunterxHunter.

Analizar una obra como HunterxHunter es complejo, elegir el punto por el cual arrancar no resulta una tarea fácil. Si quisiera extenderme tanto como mis apuntes y borradores, necesitaría unos tres meses de columnas de treinta minutos de lectura o más, y no lo digo como broma; tiene muchísimos aspectos destacables, por lo que decidí enfocarme en cuatro y dividir a su vez estos en ocho columnas. En esta nueva “serie” me voy a enfocar en la obra como tal, Gon, Killua y Meruem. Cada uno con el tipo de análisis y reflexión que ya conocen quienes han leído este espacio con anterioridad.

Una de las principales características de los personajes de HxH es su inteligencia y la manera en que esta se utiliza como arma principal de la obra. Veremos desde los mayores genios reconocidos mundialmente, hasta ciertos personajes que, si bien no son genios consagrados o tienen conocimientos un tanto limitados, cuando se habla de peleas logran sacar a la luz todo su potencial. Cada uno de ellos tendrá su propio tipo de razonamiento, ideales y objetivos, convirtiendo estos en una característica muy importante que los diferencia notablemente. Ello los convierte en personajes interesantes, construidos de manera coherente y detallada. Los personajes principales a menudo van a tomar caminos separados, recordemos que cada uno tiene sus propios objetivos y metas, y estos no tienen la necesidad de entrelazarse como pasa en el arco de Yorkshin, ya que no están forzados a permanecer juntos, como suele pasar en animes como Dragon Ball o Fairy Tail, donde parece que los personajes secundarios están pegados al protagonista.

En HxH cada personaje influye de manera diferente en el lugar del mundo donde se encuentre. Por ejemplo, en la saga de las Hormigas Quimeras vemos que Gon nunca se encuentra con Meruem, aunque se trate del protagonista y del antagonista principal del arco, ya que Gon tenía objetivos propios ajenos a lo que esperaríamos de un protagonista. Kurapika al tener sus obligaciones con la familia Nostrade no tiene razones para ser parte del arco, y lo mismo con Leoro que está por ahí haciendo sus cosas. Por lo cual, cada personaje de la serie no es introducido con el único motivo de complementar al protagonista, sino que como ya mencioné antes, cada uno tiene sus propios objetivos, metas y ambiciones; que sí, en algún momento podrán cruzarse con los de Gon, pero eso no quitara que a veces no salgan en cámara. La serie tiene a sus personajes tan bien construidos y administrados, que sabemos que, al salir del foco principal de la historia, no nos espera una pantalla en negro, sino que podremos ver a todo el cast de personajes encargándose de sus historias a lo largo del extenso mundo que la obra nos presenta. El trabajo que estos personajes tienen detrás, es tan bueno que ayuda a opacar los puntos donde la serie es más floja, ya sea en su “world building” que a veces se siente muy simple para ser un anime de aventuras y fantasía, sus escenarios poco memorables debido a su sencillez o la poca profundización en algunos temas que la misma trama te presenta.

Podría decir, a mi gusto, que Togashi tiene el título de uno de los mejores escritores de personajes del shounen. Pero por sobre todo del mejor escritor de antagonistas. Tenemos a Hisoka, Kurolo, Meruem, son antagonistas conocidos por tener fuertes personalidades, tremendamente únicas, y con una profunda caracterización que los hace memorables y distintos a cualquier otro. Personajes muy humanos que reaccionan a su entorno de maneras moralistas y que tienen un desarrollo psicológico tan bien trabajado que, si te pones a analizar cada uno, podrás ver claramente el camino que los llevó a tomar cada decisión. En HxH no existen buenos ni malos, existen personas. Personas totalmente grises que realizan acciones como cualquiera de nosotros. Algunos podrán cometer acciones moralmente cuestionables, pero que siempre tendrán por detrás una explicación sólida, lógica y coherente, que evita que caigan en el típico “héroe” o “villano” promedio y básico, que realiza actos buenos o malos solo porque sí.

Y es que así, personajes como los integrantes del Genei Ryodan (Brigada Fantasma), la banda que eliminó a todo el clan de Kurapika, no caen en ser simples asesinos o villanos con la intención de matarse al mínimo desacuerdo. Estos hacen todo lo contrario, entre ellos existe un gran laso de camaradería que los une y guía en todas sus acciones. Tienen reglas muy estrictas que deciden cada acción, para así evitar la necesidad de caer en un conflicto interno. Ya que no son mercenarios formando una súper liga de villanos, que se juntan para hacer cosas que hacen los villanos. Sino que son personas normales que comparten un mismo estilo de vida. Y sí, obviamente cada uno tiene su propio objetivo personal, pero siempre recordando que el grupo es lo primero y lo más importante.

Otro ejemplo podrían ser las hormigas quimeras, que para la humanidad podrán ser malvadas, pero la verdad ellas solo actúan por naturaleza y responden a sus instintos en un mundo al cual recién están conociendo. Meruem, el rey de las hormigas, si bien inició siendo un ser cruel, experimentó una catarsis que desembocó en un cambio en su ideología y perspectiva con respecto al valor de los demás; básicamente, experimentó lo que es sentir empatía y afecto por otro individuo.

Los cazadores somos un grupo de ególatras. Apartamos todo lo demás para obtener lo que queremos.

Ging Freeks

Gon es un animal, es sinónimo de naturaleza, de lo salvaje. Un niño que fue criado en los bosques, rodeado por plena flora y fauna. Pasó más tiempo ahí que compartiendo con niños de su edad. La naturaleza no tiene moralidad, todo se basa en supervivencia por sobre lo que una especie cree que es bueno o malo. Un animal sentirá afecto y protección por las cosas que lo beneficien y le interesen. Sentirá agresividad y temor hacia lo que le duele o intimida, y un tremendo desinterés por aquellas cosas que no le aporten nada. Y observar esto es importante, porque la moralidad de Gon es muy rara, no solo por lo hipócrita y contradictorio que puede llegar a ser a veces, sino por cómo se forma una moralidad basada en el instinto salvaje y los intereses personales. El como me molesto con Nobunaga (Genei Ryodan) por llorar la muerte de su compañero, ya que este no tendría que tener ese derecho por haber matado a tantas personas inocentes. Pero luego amenazo a Pitou con matar a la inocente Komugi solo porque me mataron a mi maestro.

Sin duda, la moralidad de Gon y el desarrollo que esta ha tenido a lo largo de la serie, es sin dudas muy interesante. Gon es capaz de arriesgar su vida por un antídoto para salvar a Leorio, es capaz de ofrecerle dinero a Pappairu aún cuando este había decidido trabajar gratis; pero al mismo tiempo puede estar a punto de matar a un compañero al dejarse llevar por sus emociones. A lo largo de la serie se nos demuestra que, si bien él es amable, bondadoso, positivo, un ser capaz de salir de cualquier situación de peligro con calma y de interesar a muchos debido a su corazón; no deja de tener momentos de egoísmo, testarudez y capricho. Él podrá aborrecer la muerte, pero eso no quita que las muertes de tantos individuos en el examen del cazador le hayan sido totalmente indiferentes. Él está centrado en su objetivo, él sabe que la muerte es algo natural. Él vivió con la muerte desde pequeño en el bosque, así que, preocuparse por la muerte de otras personas no le va a dar una pista para encontrar a su padre. Por lo que simplemente decide ignorarla.

Al contrario de muchos protagonistas shounen, no refleja una bondad extremista y totalmente ideal, es ajeno a estos personajes que solo representan al bien en su estado puro. Héroes que luchan contra las fuerzas del mal y que siempre ganan todas sus batallas. Porque eso es lo que hacen los héroes, los héroes siempre ganan al final, ¿verdad?

Continúa la próxima semana…     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.